Carta del futuro

Desde o IES Chan do Monte de Marín, a reflexión dunha alumna sobre o futuro da humanidade. O final de curso pode ser un bon momento para  animar ao rapaces e rapazas a que expresen as súas opinións nas bitácoras de aula, ao fin e ao cabo

Hubo una vez, en el Universo, un hermoso planeta habitado por seres altamente evolucionados y dotados de una gran inteligencia. Estos seres supieron sacar el máximo provecho de su planeta, exprimiendo hasta la última gota de sus recursos. Cambiaron árboles por casas, bosques por ciudades, estrellas por farolas y el nomadismo por un sedentarismo absoluto. Poco a poco siguieron avanzando, con las nuevas tecnologías, dejaron de salir de sus casas, total, ya lo tenían todo ahí. Desde allí podían hacer la compra, hablar con cualquier persona, aunque estuviese en el otro extremo del planeta, …. así dejaron de tener vida social, para tener una vida totalmente solitaria.

Lo peor de todo es que dejaron de preocuparse de su hermoso planeta, que se quejaba una y otra vez del daño que le estaban haciendo, pero no supieron escucharlo.

Contaminación y consumo eran ahora las únicas palabras en su vocabulario. Todo estaba bien, si no fuera así lo habría dicho la televisión ¿no?, pero según ese aparato al que tanto adoraban nada malo estaba pasando.

Poco a poco el deterioro del planeta se fue haciendo más notorio y la sociedad consumista de la que estaban tan orgullosos estaba acabando con ellos; ahora pagaban por la más mínima cosa. Tiempo después las luces de sus ciudades se fueron apagando, una por una, sumergiéndolos, así, en una inmersa oscuridad y extinguiendo a una raza que no supo gestionar sus recursos ni medir las consecuencias de sus actos ni de sus hábitos de vida.

Hoy nos llega una carta desde el futuro que nos advierte de lo que pasará si seguimos el camino del consumismo y la contaminación. Los seres humanos tenemos la oportunidad de reflexionar sobre nuestros actos e intentar cambiarlos, no dejemos que nuestro hogar, nuestro planeta, Tierra se convierta también en el planeta oscuro.


Esta entrada foi publicada en Os mellores post de alumnos. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta